Barritas energéticas caseras

Las barritas energéticas son un complemento calórico y nutricional para casos en los que haya que incrementar la energía o los nutrientes. Se trata de productos que, en poco espacio y peso, aportan gran densidad de energía. Además, resultan muy fáciles de transportar, conservar y tomar.

Dado su alto contenido en hidratos de carbono, proteínas y calorías, y al estar enriquecidas en vitaminas y minerales, son perfectas para todas aquellas personas que practican deporte, o incluso como tentempié en almuerzos o meriendas.

  • Una barrita energética nunca debe ser sustituto de una comida
  • Antes de su consumo en competición, es importante que cada deportista las pruebe durante los entrenamientos para comprobar su efecto.
  • Al tratarse de un producto seco, su ingesta conjunta con agua facilita la disolución de los hidratos de carbono y mejorar su absorción.
  • No se deben usar las barritas en sustitución de comidas durante los entrenamientos y durante las competiciones.
  • El uso de barritas puede ser útil para evitar las tan temidas bajadas de azúcar en sangre, que disminuyen el rendimiento tanto físico como mental.
  • Pueden tomarse antes de una prueba de gran resistencia o duración, durante la misma, y al finalizar, para reponer la pérdida de energía.

Sin embargo, la mayoría de las opciones que encontramos en las tiendas promocionadas como «fitness» o más ligeras y sanas, no siempre son lo que parecen, ya que en la mayoría de ellas abundan los azúcares añadidos y las harinas refinadas, tanto las que se anuncian como menos calóricas como en las especialmente dedicadas al deporte.

La mejor opción es hacernos nuestras propias barritas, a las cuales no les añadimos conservantes, aromas ni saborizantes artificiales y por ello, son más frescas y naturales aportando igualmente buenos nutrientes y energía al organismo. Además podemos elegir las que más nos gusten.

Os propongo que hagáis esta receta, es muy sencilla y con ingredientes que todos solemos tener en casa.

Ingredientes para 4 barritas

  • 50g Avellanas al natural
  • 75g Copos de avena
  • 75g Arándanos secos
  • Semillas de chía
  • Coco rallado
  • Miel
  • Aceite de coco para el molde

Elaboración

Empezamos por triturar los las avellanas, una vez trituradas las pasamos un bol y hacemos los mismo con los arándanos, hasta que se hagan casi una pasta.

Mezclamos ambas cosas y agregamos los copos de avena, las semillas y el coco rallado. Como en estas barritas el pegamento es la pasta de fruta  y no todas las frutas son igual de untuosas (la que mejor resultado da es el dátil), puede que para que la mezcla cohesione necesitéis agregar un chorrito pequeño de miel.

Removemos bien con una espátula hasta que la mezcla esté homogénea. El punto justo es cuando tomamos una porción en la mano y al apretarla se cohesiona y apenas se nos pega a los dedos.

Untamos ligeramente de aceite de coco un molde de tamaño adecuado, apretamos la masa con los dedos para que no queden huecos y se asiente perfectamente. Nivelamos la superficie.

Dejamos que la masa tome forma un rato y desmoldamos sobre una tabla o similar, invirtiendo el molde y dando un golpe seco, lo normal es que se desprenda sin problema.

Cortamos en porciones a nuestro gusto con un cuchillo bien afilado. Si vemos que nos han quedado demasiado tiernas en cuanto a consistencia podemos dejarlas secar al aire un par de horas.

¡Podéis variar e ir probando diferentes ingredientes hasta dar con vuestras favoritas!

 

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*