Dietas para embarazo y lactancia

Dietas para embarazo y lactancia

Dietas para embarazo y lactancia

Si siempre intentas lo mismo y no obtienes los resultados deseados, cambia tus hábitos y lograrás tus objetivos. Déjanos ayudarte a mejorar.

Durante la gestación y la lactancia es vital llevar una alimentación saludable y unas correctas pautas de estilo de vida para el buen desarrollo del bebé, teniendo en cuenta que aparecen nuevas necesidades nutricionales.

Una inadecuada alimentación y/o una excesiva ganancia de peso durante el embarazo:

  • Aumenta el riesgo de sufrir una cesárea
  • Aumenta el riesgo de sufrir preeclampsia
  • Aumenta el riesgo de sufrir diabetes gestacional

Durante el embarazo, una mujer sufre numerosos cambios hormonales que junto a unas necesidades nutricionales diferentes, hacen que la alimentación tenga una gran importancia durante esta etapa de la vida.

Cada fase del embarazo requiere unas necesidades nutricionales concretas tanto de energía como de micronutrientes, esta etapa es un gran momento para hacer especial énfasis en la alimentación.

Hay mujeres que sienten la necesidad de controlar mucho más lo que comen para no ganar muchos kilos. La realidad es que no, no hay que comer de menos, pero tampoco hay que comer de más.

Una mujer embarazada tiene que comer la cantidad que su cuerpo le pida, sin restricciones que le hagan pasar hambre y sin forzarse para que el bebé esté «bien alimentado».

También tiene una gran relevancia el control del peso a lo largo del embarazo, donde un incremento el peso correcto debe estar entre 10 y 12 kg. Ganar demasiado peso puede ser peligroso para la madre y el bebé, como también puede ser muy perjudicial una baja ganancia de peso.

Un Dietista-Nutricionista te ayudará a llevar un buen control del embarazo. Una dieta personalizada ayuda a mejorar las molestias del embarazo y a poder controlar mucho mejor tanto la alimentación como el peso.

Lactancia

No hay duda de que durante los primeros seis meses de vida, el mejor alimento que podemos ofrecer a nuestro bebé es la leche materna.

A pesar de que en esta etapa la leche materna es el único alimento que toma el bebé, cubre todas las necesidades de energía y nutrientes para su buen crecimiento y desarrollo. La lactancia materna debe ser exclusiva y a demanda.

La leche materna tiene multitud de beneficios:

  • Alimento inocuo y asequible
  • Fácil de conseguir
  • Contiene componentes inmunológicos
  • Fácil digestibilidad
  • Reduce el riesgo de muerte súbita
  • Ayuda a reducir la hemorragia postparto
  • Favorece la involución del útero de la madre
  • Ayuda a la madre a recuperar más rápido su peso
  • Reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario
  • Crea un gran vínculo afectivo entre madre e hijo

Por supuesto, la manera de alimentar al bebé es una decisión personal de cada madre y debe ser, por lo tanto, respetada por los demás, nadie debe recriminarte el no amamantar. Eso sí, es una decisión que debe ser tomada después de haber recibido toda la información existente de manos de un profesional sanitario y especializado.

Contacta con Natalia Salinas

¿Necesitas atención personalizada?

Además de nuestra consulta de nutrición en Pamplona, realizamos consultas online mediante videoconferencia.